Jueves de cine

Reflexión: Es posible que alguna vez hayas deseado algo y no lo hayas conseguido o puede que te ocurra. Este vídeo nos muestra que en ocasiones con ilusión, ganas y perseverancia podremos lograr lo que nos propongamos y que otras veces nos quedaremos cerca de conseguirlo pero eso no quiere decir que no hayamos ganado. Es importante valorar todo lo que hemos aprendido en el proceso así como alegrarnos de nuestros triunfos y por los de los demás. ¿Y tú, alguna vez has vivido alguna situación similar?

 

Para cambiar el mundo no solo hacen falta grandes gestos. El verdadero motor que puede cambiar el mundo son las pequeñas acciones de todos los días que te hacen sentirte mejor. Valorar que con poco puedes hacerle la vida más fácil a alguien es la mejor recompensa que existe.

Mediante el ayuno voluntario se quiere promover que con un pequeño gesto de solidaridad el mundo sea un poquito mejor.

Recuerda que una sonrisa, un gracias o un abrazo cambian el mundo tanto o más que cualquier acción material.

Además de todo lo anterior, te queremos recordar que hay muchos motivos para ayunar:

  • Porque la indiferencia nos hace cómplices.

  • Porque yo también tengo un papel en la obra de la creación de un mundo distinto. 

  • Porque creemos que solo con la unión de todos podremos crear ese mundo nuevo por el que Manos Unidas lleva trabajando 64 años.

Oración:

Hacemos una profesión de nuestra fe en el mensaje de Jesús...

 

Creo que son felices los que comparten,

los que viven con poco,

los que no viven esclavos de sus deseos.

 

Creo que son felices los que saben sufrir,

encuentran en Ti y en sus hermanos el consuelo

y saben dar consuelo a los que sufren.

 

Creo que son felices los que saben perdonar,

los que se dejan perdonar por sus hermanos,

los que viven con gozo tu perdón.

 

Creo que son felices los de corazón limpio,

los que ven lo mejor de los demás,

los que viven en sinceridad y en verdad.

 

Creo que son felices los que siembran la paz,

los que tratan a todos como a tus hijos,

los que siembran el respeto y la concordia.

 

Creo que son felices los que trabajan

por un mundo más justo y más santo,

y que son más felices

si tienen que sufrir por conseguirlo.

 

Creo que son felices los que no guardan en su granero

el trigo de esta vida que termina,

sino que lo siembran, sin medida,

para que dé fruto de Vida que no acaba.

 

Y creo todo esto porque creo

en el hombre lleno del Espíritu,

Jesús de Nazaret, el Señor, Amén.

 

José Enrique Galarreta

SEMANA DE MADRE PAULA:

 

Jesús tenía un sueño para Madre Paula, quería que fuera maestra de las niñas que más lo necesitaban.  ¿Qué sueño crees que Jesús tiene para ti?