Martes con ritmo

Niños felices

  Es tiempo de cambiar

Aunque la llamada a la conversión, a cambiar en la propia vida y en la sociedad todo lo que no tiene que ver con lo bueno, lo bello y lo verdadero tiene que ser una constante en la vida de todo cristiano, la Iglesia propone el tiempo de Cuaresma como un tiempo especial de conversión. Se puede decir de manera particular en estos cuarenta días: es tiempo de cambiar.

Éste es el estribillo precisamente de una de las últimas canciones de Juanes, con una letra que contiene un mensaje que invita a recapacitar, a que los hermanos no se peleen o a cambiar "el odio por amor". Puede ser un buen modo de empezar a hablar de la realidad profunda que encierra el tiempo cuaresmal.

Saltando break dancer

Canto cuaresma tiempo de Señor Jesús es tiempo de cambiar. Miramos nuestro interior, porque hay  cosas que debemos cambiar.  

A veces rechazamos a los compañeros y no les  dejamos jugar con nosotros. 

Te pedimos, Jesús, que seamos amigos todos los de  la clase y aprendamos a perdonar y a pedir perdón. Todos juntos lo pasamos mejor. 

Padre e hija

No podemos cambiar de repente. Cambiamos   haciendo pequeños cambios. Y cuando te  quieres dar cuenta y miras atrás, descubres que has cambiado. Si cada día en cuaresma  nos preocupamos de hacer un pequeño gesto,  cambiar algo pequeño, cuando después de 40   días miremos atrás, veremos que hemos  

cambiado. JESÚS TÚ ERES CUARESMA, TU NOS ANIMAS A CAMBIAR Y CREA UN MUNDO MEJOR!

Pareja masculina con hijo

Convertirte es cambiar. Dejar de una vez por todas lo malo y buscar ser mejor.

¡Si quieres cambiar, ahora es cuando!

Para cambiar de verdad, es muy importante que hagas buenos propósitos, que pienses cuales cosas concretas quieres cambiar y luego, cada noche, revises si cumpliste, verás como vas mejorando.

Reza mucho... pídele a Dios su ayuda para cambiar. ¡ Con la ayuda de Dios, puedes lograr cualquier cosa !